Instituto Constelaciones Familiares Auto-Referentes - María Martínez Calderón -

Soluciones Sistémicas

Constelaciones Familiares Auto-Referentes, con Bases de Biodescodificación 

¿Qué es la Biodescodificación y cómo se entronca con las Constelaciones Familiares? 

Cuando el Inconsciente no le encuentra sentido, la Biología le da un síntoma.

 

El síntoma es un programa biológico generado como recurso de adaptación, si tengo miedo a no tener suficiente liquidez mi riñón que es el que gestiona la evacuación de los líquidos, va a crear una piedra para no dejar que ese líquido se pierda y voy a retener el preciado elemento con el propósito de preservar la vida. 
Hemos de entender que el inconsciente no entiende de real o simbólico así es que el mensaje que le damos lo toma e interpreta de forma literal.
A través de la Biodescodificación identificamos el sentido biológico de la enfermedad y el origen, el desde cuándo. 
La Biodescodificación es el arte de acompañar al cliente a encontrar la emoción primaria, el resentir, el conflicto programante, o sea el conflicto que ha grabado la información en el inconsciente 
y que conscientemente no nos ha provocado ningún síntoma.
Puede haberse vivido en edades tempranas, incluso en el proceso de gestación (en Biodescodificación se conoce como Proyecto Sentido) o en la adolescencia, en esas etapas donde la persona experimenta cambios muy importantes, 
El conflicto programante genera la huella, el impacto emocional…, aunque puede haber situaciones tan impactantes en la vida de una persona que un conflicto puede ser a la vez programante y desencadenante.
El conflicto desencadenante es el que resuena con el conflicto programante y desencadena el síntoma patológico. 
Para descodificar la biología viajamos desde el conflicto desencadenante hasta llegar al programante donde se encuentra el resentir y ahí le damos un nuevo significado emocional, liberando a las células del estrés que las mantenía secuestradas para ejercer de su normal funcionamiento.
Las constelaciones familiares nos ayudan en esta comprensión, cuando lo ocurrido tiene un sentido transgeneracional que va más allá de lo que yo puedo entender o tener conocimiento.
Constelando el síntoma de forma fácil se nos muestra el origen y la solución.

 

Los dos métodos juntos se potencian 
y nos ayudan a aflorar lo que mora en lo más profundo del inconsciente individual 
y colectivo que también nos afecta. 

 

Cuando aprendo de mis memorias las puedo soltar hasta encontrar la esencia.